Desaparecidos

SECCIONES, PERSONAJES Y ELEMENTOS DESAPARECIDOS

GUARDIA PRETORIANA

Creada en 1860 estaba integrada por un centurión y varios soldados romanos con tambor y clarines. Era tradición que en la procesión del Santo Entierro acompañase al paso de Jesús Camino del Calvario.

Cofradía de Jesús Camino del Calvario

Después del Proyecto de reforma del Santo Entierro se modifica su uniforme en 1913 y posteriormente se reformarán nuevamente en 1967.

La guardia quedará disuelta después del Santo Entierro de 1970.

 

Guarda Pretoriana

PORTADORES O TERCEROLES

Los pasos eran llevados a hombros o andas por los Portadores o Terceroles, que eran labradores de las afueras de la ciudad. En los varales de la peana se situaban los labradores mayores y, en los laterales, los costaleros y mozos. Los cabeceros solían ser labradores o artesanos acomodados, siendo el cargo hereditario, y al finalizar la procesión eran los encargados de repartir a los fieles los ramos de olivo y de laurel que ornamentaban los pasos. Vestían túnicas negras ceñidas con un cíngulo también negro del que colgaban un pañuelo o sudario con el que se enjugaban el sudor.

Esta sección desapareció después de la huelga que protagonizaron en 1935 alentados por los sindicatos. Por lo sucedido, la Hermandad tuvo que poner ruedas a los pasos ante la negativa de esta sección a seguir portando los pasos.

 

ÉQUITES

Antiguamente abrían la procesión y eran soldados romanos a caballo. En 1860 eran nueve y cada uno de ellos portaba un estandarte.

Equites

 

 

PALIO DE RESPETO

Palio que databa del año 1860 y su posición era tras la carroza del Cristo de la Cama. Posteriormente se le colocaría ruedas.

 

Palio de Respeto

FAROLES DE LAS SIETE PALABRAS

Donados por siete damas de distinguidas familias de Zaragoza a la Hermandad, fueron estrenados en el Santo Entierro de 1913.

Farol de las Siete Palabras

BANDERAS DE LAS PARTES DEL MUNDO

Fueron cuatro estandartes de terciopelo negro (Europa, Asia, África y América), y llevaban pintados una persona del continente al que representaba. Se ubicaban en las esquinas de la Cama de Señor y simbolizaban la redención de toda la humanidad por la muerte de Cristo.

Se renovaron en 1834 por el pintor Vicente Muñoz y participaron en el Santo Entierro desde 1622, cuando fueron donadas por D. Juan de Funes y Villalpando.

Actualmente se ha realizado un estudio para su restauración pero se han considerado como irrecuperables.

Estandarte de las Cuatro Partes del Mundo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR