Contenido actual

Todos los Hermanos Receptores, salvo las excepciones expresas en los Estatutos, están obligados a realizar, al menos, una guardia al año, siguiendo un orden de antigüedad, del más moderno al más antiguo. Una guardia es el periodo entre el viernes a las doce del mediodía hasta el viernes siguiente durante las veinticuatro horas del día.

La Hermandad, para la realización del servicio, cuenta con la contratación de cuatro empleados, dos conductores y dos camilleros. Cada guardia es realizado por un Hermano Receptor, un conductor y un camillero. También dispone de un vehículo para el traslado de los cadáveres.

La Hermandad suscribe con el Ayuntamiento de Zaragoza un convenio de colaboración por el que recibe una subvención destinada a cubrir los gastos que lleva implícito el servicio.

Al año la Hermandad de la Sangre de Cristo realiza unos 500 levantamientos y traslados de cadáveres.

Obviamente, la Hermandad ha participado activamente en todas las grandes tragedias que han ocurrido en nuestra ciudad, tales como el incendio del Hotel Corona de Aragón, el incendio de la discoteca Flying; los atentados a la Casa Cuartel de la Guardia Civil, al furgón de seguridad de Prosegur y el de Manuel Giménez Abad, Presidente del Partido Popular de Aragón; el accidente del autobús en la N-II a la altura del Municipio de La Muela, etc.

En la actualidad, para cumplir con los requisitos del protocolo de actuación firmado entre la Hermandad y el Consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, los Hermanos Receptores han realizado el curso de Prevención de Riesgos Laborales y el de Criminalística, impartido por la Guardia Civil.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR